Comida india

La comida india te enamorará con el aroma de sus especias y la intensidad de sus sabores. Vegetales, legumbres, dulces y en menor medida carnes. Una cocina con aires milenarios que conquistará tu paladar. Descúbrela.

Comida india

Chana masala

El chana masala es uno de los platos más populares de la comida India en general y desde luego el más conocido de los vegetarianos,  junto al dalh punjabí.

¿Qué es el chana masala?

Sin duda el secreto de un  exquisito plato de chala masala no es sólo la perfecta combinación de especias a los que la cocina india nos tiene acostumbrados. Además, cocinar los garbanzos (chana) en la salsa de tomate, los condimentos y las hierbas frescas a fuego lento, consigue unos resultados para el paladar que nos traslada a otra dimensión del sabor. 

Pero, ¿qué hace del chana masala un plato tan popular en la India?. ¿Y qué hace de él uno de los más solicitados en las cocinas del país asiático?. Su aporte de proteína, especialmente para las personas vegetarianas y un sabor excepcional que convierte un simple plato de garbanzos en una experiencia para los sentidos.

Receta de chana masala

Chana masala como cualquier otra receta  de la comida india requiere de un toque personal. Cada vez que cambiamos la región del subcontinente indio donde la probamos, y por supuesto, a cada persona que lo cocina, entramos en un mundo de matices, que nos llevan finalmente a la esencia raíz de este plato de curry picante.

Esta receta mantiene un equilibrio poderoso entre el picante y el sabor. No es la que encontrarás en el plato de porcelana de un restaurante, pero si en un tradicional plato thali en la India.

¡Y espero que lo disfrutes tanto como yo!.

Tiempo: 45 minutos

Ingredientes:

  • 200 gr de garbanzos,
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 25 g de raíz de jengibre
  • 30 g de cilantro fresco
  • 1 a 3 chiles, al gusto
  • 2 cucharaditas de garam masala
  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena y si eres fan del “hot spieces” puedes añadir algo más
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 2 tomates medianos
  • 1 1/2 tazas de agua
  • Una cucharada de limón
  • Sal al gusto

Chana masala. ¿Cómo se prepara este curry picante?

  • Cuando llegue el momento de cocinar, vamos a colocar los garbanzos en una sartén con 500 ml de agua.  Los dejamos cocer a fuego lento durante cinco minutos, escurrimos y reservamos.
  • Mientras tanto, a fuego medio  vamos calentando el aceite de oliva en otra sartén grande. Cuando esté caliente el aceite, le agregamos las semillas de comino. Vamos a removerlo constantemente, hasta que comience a envolvernos con todo su aroma, pero tenemos cuidado de que no se tueste excesivamente y pierda sus propiedades. 
  • Una vez que tenemos el comino en su punto, ha llegado el momento de agregar la cebolla. La picamos muy fina y bajamos el fuego, removiendo hasta que alcance su puntito dorado.
  • Ahora nos dispondremos a realizar una pasta espesa, mezclando en la batidora el ajo, el jengibre, el cilantro y los chiles.
  • Ponemos la pasta resultante en la sartén, con la cebolla y el comino y cocinamos durante un par de minutos, revolviendo para que no se pegue.
  • Ya está todo listo para añadir el resto de las especias;  el cilantro molido, la cayena, el garam masala y la cúrcuma. Cocinamos un par de minutos más y mientras disfrutamos de la esencia aromática de las especias.
  • Y ha llegado el momento de que agreguemos los tomates, pelados y cortados en pedazos pequeños. Añadimos los garbanzos que habíamos reservado, el agua y salamos al gusto.  Ponemos el fuego bajo, buscando que cueza lentamente y espese, durante 20 minutos.
  • Antes de servir, dejamos que se enfríe un poco.  Regamos el chana masala con un poco de zumo de limón y  adornamos con las hojas de cilantro fresco que nos haya sobrado.

Pero, ¿a qué estás esperando?. ¡Manos a la obra!

Pollo al curry

El pollo al curry es un plato originario del Sur de Asia y un básico de la comida india. Como casi todos los placeres culinarios del subcontinente asiático, esta exquisita receta se ha popularizado tras la colonización británica.

¿Qué es el pollo al curry?

La base de la receta del pollo al curry es lógicamente la masala de especias con las que preparamos el curry.En otras palabras, lo que conocemos como curry en polvo. En los países occidentales suele comprarse ya hecha y envasada, pero en la India tradicional, prefieren hacer sus propias mezclas.

Independientemente de la masala de curry que hagamos para este pollo, otros de los ingredientes fundamentales para la salsa serán la cebolla y el tomate. Clarificar,  que cuando se quiere rebajar el nivel del picante y aportar consistencia se le puede añadir leche de coco o yogurt. En consecuencia, la salsa bajará el nivel de picante, pero no perderá sabrosura.

Receta de pollo al curry

Si quieres preparar un plato sencillo, pero cargado de sabor y exotismo, adentrémonos en el aroma especiado de una cocina india y comencemos con esta fabulosa receta. Aunque no te guste el picante, este delicioso curry cautivará tu corazón, embriagando tu paladar de sabor.

Combina este pollo al curry con un delicioso y aromático arroz basmati. ¡Vas a triunfar!

Ingredientes

Pollo aproximadamente 1 kg

Mantequilla clarificada (ghee)200 grs

Aceite de oliva, en la cocina india se utiliza de mostaza 100 ml

Cebolla 500 gramos

Pasta de chile verde. 2 cucharaditas.

Cilantro en polvo. 3 cucharaditas.

Comino el polvo. 1 cucharadita.

Cayena. 1 cucharadita.

Yogur. 1 cucharadita.

Yogur. 1 cucharadita.

Jengibre en polvo. 1 cucharadita.

2 ajos

Leche de coco (opcional)

¿Cómo se prepara el pollo al curry?. ¡Vamos allá!

  • Vamos a lavar  bien el pollo y escurrirlo. Lo reservamos.
  • Ahora echamos la mantequilla clarificada (ghee) en una sartén y vamos calentando a fuego medio, agregando el comino y la cayena. Removemos para que las especias suelten su aroma, pero no se tuesten excesivamente.
  • Es el momento de agregar las cebollas picadas muy finas y cocinamos hasta que estén doradas.
  • Cuando las cebollas estén en su punto, añadimos el pollo, junto con el jengibre, el ajo y el yogur. Salamos al gusto y mezclamos bien. Tapamos para que el pollo se vaya cocinando en su propio jugo y en la masala de especias.
  • A continuación, cuando el pollo esté casi hecho, ponemos el resto de las especias. Si quieres el pollo más crujiente y picante, agrega una taza de agua y que termine de cocinarse. Si prefieres una salsa más espesa, menos picante, pero muy sabrosa, añadiremos la leche de coco. Cocinamos durante unos diez minutos más a fuego lento.
  • ¡Enhorabuena!, porque ya tienes tu pollo al curry; extraordinario y sencillo. Decora con hojas de cilantro fresco y no olvides acompañarlo con una buena porción de arroz basmati.

Arroz al curry

Comida de la India

El arroz al curry es un plato típico de la comida india, especialmente de las zonas del Sur en las que a veces lo acompañan con pescado. Pero en la mayoría del país este arroz aromático se ha popularizado por ser una guarnición indispensable que acompaña al resto de las recetas magnificando su sabor.

¿Qué es el arroz al curry?

Aunque, efectivamente, el arroz al curry no pueda considerarse un plato en sí mismo, no hay comida india que se aprecie que no vaya enmarcada dentro de un buen arroz especiado.

Generalmente la masala de especias de este arroz, contiene: chiles, cardamomo, comino y cilantro. Como ya conocemos a través de otras exquisitas recetas de la India, a esta base para el curry, podemos añadirle a nuestro gusto algunas especias más. Por ejemplo, es muy habitual añadirle clavo, cúrcuma, canela en rama o incluso cebolla.

Receta de arroz al curry

El arroz al curry que vamos a preparar hoy es un arroz muy sencillo que nos sirva de guarnición para otros platos. Por este motivo, voy a prescindir de algunos ingredientes adicionales como la cúrcuma o la cebolla.

Quieremos que luzca una tonalidad naturalmente blanca, con algunos toques de color marcados por las especias que lo acompañan. Pero sobre todo, lo que queremos conseguir  hoy es un arroz muy aromático, que complemente la sabrosura de un plato principal, pero que no lo eclipse.

Ingredientes

350 gramos de  arroz basmati

Si tienes ghee (mantequilla clarificada) maravilloso y si no 2/3 cucharadas de aceite

Ajo en polvo 1 cucharadita

Cardomomo molido 1 cucharadita

Una ramita de canela

Chile molido 1/4 cucharadita

Semillas de comino 1/2 cucharadita

Semillas de mostaza 1/2 cucharadita

Cúrcuma 1/4 cucharadita (solo si te empeñas en darle un tono dorado)

¿Cómo se prepara ?

  • Elegir un arroz basmati o en su defecto de grano largo y aromático.
  • Para lograr ese resultado de grano suelto, que tan agradable nos resulta, el secreto está en que enjuaguemos bien el arroz para que suelte todo el almidón. Una vez que el agua nos salga clara lo escurrimos.
  • Ponemos un poco de ghee o aceite en una sartén y echamos el arroz basmati. Removemos hasta que quede bien mezclado. Paralelamente habremos puesto agua a hervir en una olla. Concretamente, dos porciones de agua por cada una de arroz.
  • Cuando el arroz se hay impregnado de ghee, los echaremos en la olla donde el agua ya estará hirviendo.
  • Mientras esperamos que el arroz se cueza, durante aproximadamente 15 minutos, no removemos.
  • Cuando el arroz esté preparado, en la misma sartén donde mezclamos el arroz y el ghee, añadimos un poco más de mantequilla clarificada y mezclamos el arroz ya cocido, con las especias. Removemos.
  • Si queremos un arroz blanco, no añadimos la cúrcuma. Si por el contrario queremos darle el toque de color añadimos la cúrcuma.
  • Adorna con una ramita de cilantro o deja volar la imaginación con un pedacito de zanahoria.
  • Y ya tienes preparada una guarnición de primera. ¿Sientes el aroma especiado del arroz al curry?.

Salsa Tikka masala

Aunque asociamos la salsa tikka masala con las recetas de pollo tikka masala, esta salsa especiada y un poco picante tiene personalidad propia. Tan exquisita como versátil, puede acompañar desde platos de carne o verdura, a otros como las legumbres.

¿Qué es la salsa tikka masala?

Uno de los mayores encantos de esta espectacular salsa es el misterio que existe en torno a su origen. La versión más extendida es que es un plato que proviene de uno de lo estados del norte de la India, Punjab. Su similitud con el pollo murgh makhni,  muy popular en la cocina punyabí, es para muchos sinónimo de formar parte del patrimonio de la India.

Sin embargo, existe otra versión en la que se considera a la salsa tikka masala un plato creado por cocineros indios, pero en Gran Bretaña. El fin sería adaptarse a paladares más Occidentales, no familiarizados con las salsas tan picantes e integradas por tantas especias.

Receta de salsa tikka masala

Ingredientes

  • 3 tomates medianos
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco
  • 2 cucharas de ghee (mantequilla clarificada) o en su defecto aceite
  • 100 ml leche de coco
  • 2 cucharaditas de azúcar morena
  • 200 ml agua
  • Comino en polvo 1/2 cucharadita 
  • Canela en polvo 1/2 cucharadita
  • Nuez moscada 1/4  cucharadita 
  • Clavo molido 1/2  cucharadita 
  • Cardamomo molido 1/2  cucharadita 
  • Cayena molida 1/2 cucharadita de , pero si te gusta muy picante puedes añadir un poco más.
  •   Pimienta molida 1/4  cucharadita 
  • Cúrcuma 1/2 cucharadita
  • Semillas de cilantro molido 1/2 cucharadita
  • Laurel 1 hojita

¿Cómo se prepara?

  • ¡Vamos allá!. Picamos la cebolla y el ajo muy finos.
  • A continuación ponemos el ghee o en su defecto aceite, en una sartén.
  • El aceite ya está caliente, ponemos la cebolla, el ajo, el trocito de jengibre e incorporamos todas las especias junto al laurel.  
  • Rehogamos todo a fuego lento y teniendo en cuenta que estará listo cuando la cebolla se torne transparente. Es muy importante en este paso, que las especies no se nos pasen pues perderían propiedades. Se trata de rehogarlas un poco para que suelten toda su esencia aromática.
  • Añadimos los tomates, que previamente hemos pelado y cortados en pequeños cuadraditos. Déjalo a fuego lento durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  • En el momento que veamos que el tomate está tomando cuerpo, incorporamos la leche de coco y el azúcar. Mezclamos hasta lograr una textura con cierta consistencia.
  • Incorporamos el agua, echamos sal al gusto y dejamos cocer unos 10 minutos más.
  • El laurel y el jengibre han hecho su trabajo, lo retiramos antes de meter nuestra salsa en la batidora.
  • Una vez hemos batido, probamos la consistencia de la salsa por si fuera necesaria una rectificación. Bien con agua o bien con leche de coco si quieres un efecto más dulce.

Ya está lista para degustar. ¡Los vas a dejar boquiabiertos!

Tandoori masala

Tandoori

Tandoori masala es la denominación que utilizan en la India para nombrar la mezcla de especias que conforma el corazón de la salsa tandoori. La peculiaridad de esta masala de especias es que se prepara en un horno de leña. El sabor de ese horneado al fuego vivo y preferiblemente en un recipiente de barro, es sin duda, lo que le ha convertido en uno de los platos más deseados del subcontinente asiático. ¿Quién no se ha trasladado con esta exquisitez de la comida india, a través del paladar, con la receta de pollo tandoori?.

¿Qué es tandoori masala y salsa tandoori?

Tandoori masala proviene de la palabra tandoor, que se refiere a un recipiente cilíndrico, tradicionalmente de barro, aunque en la actualidad, especialmente en las cocinas de los restaurantes, se utilizan de metal.

Como en todos los platos de la cocina india, el tandoori masala posee una mezcla de especias cuya receta varía dependiendo de la región donde preguntemos por su secreto. Sin embargo, la base de esta masala picante suele ser el  clásico garam masala, cebolla, ajo,  y jengibre.

Receta de salsa tandoori masala

Para la receta de salsa tandoori, lo más importante es la base de sabor que aporta la masala de especias y la cremosidad del yogurt.

Garam masala en una mezcla ya conocida por todos los amantes de la cocina india. Puedes adquirirla en cualquier tienda de comida asiática, pero si lo prefieres, puedes hacerla tú. Sólo tienes que mezlar: 1 cucharadita de canela, 1 de cadomomo, 1 de clavo de olor, 1 de nuez moscada, 2 de comino, 4 de cilantro, 1/2 de pimienta negra y por último 1/2 de cayena. Si tienes molinillo, puedes hacer la mezcla más cómodamente, si no, utiliza medios tradicionales como el mortero. Hacerla a mano impregnará la salsa de un aroma mucho más envolvente e intenso.

Ingredientes

  • Garam Masala 1 cucharada
  • 2 dientes de ajo
  • Comino en polvo 1 cucharadita
  • Yogurt natural o griego sin azúcar 250 ml
  • Jugo de 2 limones
  • Aceite 1 cucharadita
  • Puré de tomate 2 cucharadas
  • Cúrcuma 1 cucharadita
  • Sal al gusto

¿Cómo se prepara?

  • Vamos a poner una sartén con el aceite y a fuego lento.
  • Picamos los ajos muy pequeñitos y reservamos.
  • Cuando la sartén haya tomado temperatura echamos los ajos y las especias, removiendo bien. Tratamos de que el ajo se dore un poquito y que el fuego ponga en funcionamiento todo el poder aromático de las especias.
  • Cuando las especias hayan desatado todo su potencial, añadimos el puré de tomate, el zumo de limón y el yogurt.
  • Removemos bien, hasta que todos los ingredientes de la salsa queden bien homogéneos y salamos al gusto.

¡Enamora con esta mezcla de sabores ácido y picante que se compenetran a la perfección!.

Salsa korma masala

La salsa Korma masala es uno de los currys indios que debes probar, al menos una vez en la vida. Aunque tiene su origen en la India, también es común poder degustarlo en otros países asiáticos como Pakistán o Bangladesh.

¿Qué es la salsa korma masala?

Lo más destacable de este curry suave, pero sabrosísimo, es que el korma masala incorpora entre sus ingredientes algunos frutos secos como anacardos, nueces o avellanas.

Recordar que el korma masala es en principio un curry de carácter suave, aunque como todas las masalas, siempre podemos subir el tono del picante a nuestro gusto, tal y como lo hacen en la India. Si el color inconfundible de este plato lo aporta la cúrcuma, igualmente disfrutamos de la increíble textura de esta salsa gracias al l yogur y la leche de coco.

Receta de salsa korma masala

Una de las cosas que más me fascina de este curry es su versatilidad. Si no nos gustan las masalas picantes podemos disfrutar enormemente de él y si nos gustan también. ¿Cómo es posible?. Porque siempre podemos añadir un toquecito de picante más, sin que la receta pierda la esencia y al mismo tiempo podamos hacer feliz a nuestros paladares, si lo que nos va son las «hot spieces».

Ingredientes

  • Aceite 2 cucharadas
  • 2 cebollas moradas
  • 3 ajos picados
  • Jengibre en polvo 1 cucharada
  • Comino molido 2 cucharaditas
  • Cilantro molido 2 cucharaditas
  • Cúrcuma molida 1 cucharadita
  • Garam masala 1 cucharadita
  • 1/4 cucharadita de chile en polvo Si te gusta el picante puedes echar un poquito más.
  • 2 tazas de leche de coco
  • 1/4 taza de anacardos crudos
  • Cilantro fresco para adornar

¿Cómo se prepara?

  • Vamos echando el aceite en una sartén grande, para que vaya cogiendo temperatura.
  • Cortamos las cebollas moradas en trocitos pequeños y la agregamos a la sartén, junto con los ajos. Una vez que estén dorados lo metemos todo en una liquadora junto con media tacita de agua y lo procesamos hasta que sea un puré homogéneo.
  • Volvemos a la sartén para llevar el  puré de cebolla y ajo que acabamos de pasar por la liquadora y lo unimos con las especias: jengibre, comino, cilantro, cúrcuma, garam masala y el chile en polvo. Lo dejamos a fuego lento durante un poquito más de un minuto, pero evitando que se nos tuesten las especias.
  • Es el momento de que añadamos las dos tazas de leche de coco. Removemos y dejamos hervir a fuego lento durante unos 5 minutos. Vamos vigilando la textura que va tomando la salsa, hasta que tomo un nivel de espesura que nos guste.
  • Decoramos con un poco de cilantro fresco y ya está lista para acompañar a cualquier plato: arroz, vegetales, pollo. ¡Hoy marcamos la diferencia en la mesa!

Nota: Si no tienes leche de coco, puedes añadir nata para cocinar o yogur natural sin azúcar.